Sabemos que la complejidad de los puestos de trabajo en pleno auge tecnológico ha aumentado; seguridad, aplicaciones, páginas web, redes sociales, inteligencia artificial. Independientemente de tu área de expertise, usar tecnología es una obligación. Y por tecnología me refiero desde un correo electrónico hasta una plataforma de automatización, por nombrar dos casos extremos.

Ahora imagina que no sólo debes de usar la tecnología, también debes seleccionar la mejor para la organización; mantener la operación estable; velar por la seguridad; impulsar nuevas iniciativas; minimizar costos; y encabezar grandes proyectos de transformación. Si eres el responsable de sistemas seguramente estás familiarizado  con estas funciones y sabrás el reto que implica. Si eres de otra área, seguramente necesitarás apoyo en materia tecnológica y reconocerás la importancia del área.

Operación, entrega y logística eficiente

Una de las responsabilidades de los CIO’s es apoyar a las áreas internas a optimizar el trabajo a través de la tecnología. Si pensamos en una tienda departamental, electrónicos o incluso una farmacia, pensaríamos que el objetivo principal es vender más y tener mejores promociones que la competencia. Sin embargo, para que su objetivo se cumpla, no hay que perder de vista procesos claves como la transportación y entrega de dicha mercancía. El CIO de esta compañía, tendrá entonces que revisar cómo se hace el proceso de entregas, si es eficiente, si se puede mejorar y si con tecnología los resultados pueden beneficiar de manera significativa a la organización; en pocas palabras implementar tecnología que ayude al negocio a ser más competitivo.

Según la encuesta “Panorama Logístico 2015” de Aberdeen de Boston, dependiendo de la industria y el tamaño de la empresa, un negocio puede gastar más del 40% de su presupuesto anual en entrega de mercancía. Este tipo de dolencias es la que debe detectar un CIO y ofrecer una respuesta efectiva (tiempo), accesible (costo) y competitiva (solución). Considerando que ésta no es su única función, el CIO de alguna manera debe ser práctico y apoyarse de socios de negocio clave para eficientar los procesos de negocio de su organización.

¿Qué ventajas debe tener una solución de entregas?

1.- Responder a las necesidades del negocio. El dolor de cabeza de los encargado de distribución y logística es saber si sus operadores y transportistas cumplen en tiempo y forma con su labor. Como CIO debes responder a esta dolencia con tecnología que facilite la supervisión. Una solución de entregas debe incluir herramientas que les ofrezca visibilidad de la operación en campo, que les brinde certeza (datos duros) y además les de un panorama para mejorar día a día la operación.

2.- Facilidad de uso. Si vas a implementar una solución móvil para que los operadores y supervisores mejoren su gestión y si tienes una plantilla mayor de 20 personas, se debe considerar una solución fácil e intuitiva para el usuario. Hay que tomarlo en cuenta pues ésta será su herramienta de trabajo, la tecnología debe ser un facilitador y no una barrera. Que la herramienta sea accesible para cualquier persona es la clave de una implementación exitosa. Como un especialista en tecnología, evaluar este aspecto será fundamental.

3.- Flexibilidad. Una solución flexible es aquella que puede adaptarse a la operación de la organización. Por ejemplo, crear formularios, integrar mecanismos de control, conectividad con sistemas. Si la operación del negocio crece, la solución se puede ajustar. Además este tipo de soluciones están en constante actualización para brindarte un valor agregado que tú a su vez puedas innovar dentro de la organización.

4.- Ser competitiva. Para que una solución  tecnológica de entregas sea rentable, debe eficientar más de un proceso  y solucionar más de una dolencia. Si la tecnología sólo me ofrece un algoritmo de geolocalización, eventualmente tendré que recurrir a otra que me ofrezca mecanismos más avanzados de supervisión y control; además luego tendrán que conectarse, si eso no es posible se tendrá que hacer trabajo manual y eso resta competitividad a la empresa y rentabilidad tecnológica. Una solución competitiva es aquella que de manera integral optimiza todo un proceso de negocio.

La tecnología facilita la ejecución de tareas y permite y que las personas se dediquen a los aspectos estratégicos de la organización y en ese sentido el CIO es fundamental. Sin duda, éste tiene una responsabilidad transversal en la operación de una empresa.